Categorías

colaboradores

CODO DE GOLFISTA, EPITROCLEITIS.

CODO DE GOLFISTA, EPTROCLEITIS REBELDE  ¿CÓMO ENCONTRAR LA SOLUCIÓN?

En este vídeo vamos a tratar el Codo de golfista o epitrocleitis, como prefiráis. Es una lesión que se da en casi todas las ocasiones por un sobreuso de la musculatura que flexiona nuestra muñeca. Si el gesto lesivo es deportivo podremos cesar la actividad pero cuando el problema es laboral, en muchas ocasiones no nos queda más remedio que seguir haciéndolo y por lo tanto vamos a enseñaros a proteger estos tendones y a llevar a cabo una serie de actuaciones para llevar a cabo vuestra recuperación. Vamos a ver ahora que tenemos que tener en cuenta.

 FACTORES QUE DIFICULTAN LA RECUPERACIÓN DE LA EPITROCLEITIS:

1.- DESEQUILIBRIOS BIOMECÁNICOS (HOMBROS ADELANTADOS).- En ocasiones, además de doler el antebrazo en su parte interna, podemos sentir un dolor sordo a la altura del brazo, del bíceps. En estos casos tenemos que pensar que el origen puede estar más arriba y tendremos que fijarnos bien. La situación sería la de tener unos hombros adelantados por un acortamiento del pectoral menor y por esta causa podemos estar atrapando los nervios que van a brazo y antebrazo por su cara interna. Tendremos por tanto que estirar diariamente el pectoral menor para asegurarnos una inervación adecuada a nuestros músculos sino la recuperación será muy complicada.

 2.-TENSIÓN MUSCULAR.- Con el fin de disminuir es estrés sobre nuestros tendones, tendremos que trabajar sobre los músculos que conectan con estos tendones y que estarán tirando fuertemente de ellos y por lo tanto estresando en exceso los tendones flexores. Estiraremos diariamente esta musculatura interna del antebrazo y daremos masaje, todo ello hará que estos músculos se relajen y liberen en parte la tracción excesiva sobre los tendones.

 3.- DEBILIDAD Y BAJA VASCULARIZACIÓN DEL TENDÓN: Siempre existe este problema a nivel tendinoso pero en estos tendones aumenta el problema ya que son tendones muy largos y por lo tanto sufren más dificultad todavía para la llegada de sangre. Debido a la dificultad que tienen los tendones para que les lleguen buenos aportes de sangre con oxígeno y nutrientes reparadores, debemos aumentar nuestra hidratación para ayudar a la llegada de sangre e incluso podemos tomar vasodilatadores periféricos naturales y nutrientes como Magnesio y Vitamina C que ayudarán a regenerar más rápido el colágeno del tendón. También podemos tomar suplementos de colágeno para ello.

4.- SOBREUSO: Es inevitable utilizar estos músculos pero podemos proteger los tendones con Neurotape y espadadrapo adhesivo con el fin de restarles tensión. Esta técnica es muy efectiva ya que nos protege durante las 24 horas del día.